Hospital Prisma, consciente de la importancia que la protección del medio ambiente tiene en el desarrollo de la actividad sanitaria, asume su compromiso como organización respetuosa con el medio ambiente y con una ética medioambiental integrada en su funcionamiento.

Una organización dedicada al cuidado de la salud debe ser una entidad comprometida con aquellos objetivos encaminados a conseguir un desarrollo sostenible.

Hospital Prisma, en aplicación de una gestión ambiental con criterios de sostenibilidad comprometidos con la mejora, conservación y protección del medio ambiente, establece su política ambiental mediante los siguientes principios:

  1. Hospital Prisma tiene establecido un compromiso de mejora continua en su actividad sanitaria y en sus procesos de apoyo a dicha actividad principal, para lo que se considera imprescindible que todos los miembros de la organización participemos en el Sistema de Gestión, llevando nuestras actividades hacia la prevención de fallos, trabajando en equipo, procurando en todo momento un entorno de trabajo que facilite nuestra motivación, competencia y orgullo por la contribución al trabajo realizado y mejorando nuestras capacidades profesionales adaptándonos a las exigencias del mercado.
  1. Hospital Prisma está sometido al cumplimiento de la Legislación y Reglamentación ambiental aplicable a nivel europeo, nacional, autonómico y local así como a cualquier otro requisito de aplicación voluntariamente suscrito (contratos, acuerdos).
  1. Hospital Prisma tiene establecidos los procedimientos necesarios para prevenir los riesgos de contaminación derivados de su actividad y promover la eficiencia energética. Es principio fundamental de la organización el contribuir a la prevención de la contaminación, gestionar y tratar todos sus residuos de la manera más respetuosa con el medio ambiente e incluir las consideraciones ambientales en sus decisiones de compra, siempre que sea posible, así como en la selección de sus proveedores.
    Gestión de residuos: En nuestra condición de generadores de residuos de diferentes categorías, controlamos desde el punto en que se producen hasta el lugar de destino final, dándole a cada uno de ellos el tratamiento correspondiente.
    Consumo de recursos : Los proyectos arquitectónicos de nuestros nuevos edificios contemplan el ahorro energético mucho más allá de lo exigido por las regulaciones vigentes y su construcción se lleva a cabo con materiales reutilizables y reciclables, fácilmente desmontables y de dimensiones y características estandarizadas.
    Concienciación del personal: Periódicamente recordamos a todo nuestro equipo la necesidad de colaborar para apagar puntos de iluminación, ordenadores e impresoras y, en su caso, el aire acondicionado de las estancias que ocupan, cuando su utilización no sea necesaria y, en todo caso, al término de la jornada laboral.
    También se realizan frecuentemente campañas de ahorro de papel y de consumibles de impresoras y fotocopiadoras.
  1. La Dirección de Hospital Prisma somete a aprobación objetivos y metas anuales para los hospitales y los departamentos corporativos, teniendo en consideración esta política ambiental, de manera que queden establecidas las líneas de mejora de la organización para ese periodo.